• Entrenamiento Personal Running

El poder oculto de las mujeres

Se confirma la evidencia de que las mujeres son más fuertes emocionalmente y se recuperan más rápidamente en una sesión de entrenamiento interválico.

Un estudio publicado en la Journal of Strength & Conditioning Research examinó las respuestas específicas de cada sexo a un entrenamiento interválico de ritmo libre y de alta intensidad. Un total de 8 hombres y 8 mujeres completaron una prueba de consumo máximo de oxígeno y 3 sesiones de entrenamiento interválico separadas por 72 horas. El entrenamiento consistió en un calentamiento suave, seguido de 6 intervalos de 4 minutos a la intensidad más alta que podía correr el atleta. Los tiempos de recuperación entre repeticiones fueron de 1, 2 o 4 minutos en el primero, segundo y tercer día respectivamente. Se grabaron el porcentaje de la velocidad de VO2pico, el %VO2pico, %FCmáx y la concentración de lactato en sangre. También se registró la disposición al esfuerzo, así como el valor subjetivo de esfuerzo percibido.

Las mujeres, más fuertes emocionalmente

Los resultados revelaron que las mujeres produjeron valores más altos de FC máxima y de VO2pico. Datos que refuerzan la hipótesis de que las mujeres tienen una mejor recuperación durante el entrenamiento de alta intensidad, puesto que autoseleccionan ritmos más intensos. Igualmente, las mujeres mostraron una mayor predisposición al entrenamiento. En los deportes de fondo, donde la condición emocional tiene un papel clave, las mujeres son mucho más duras de pelar.

La relación de trabajo-descanso en el entrenamiento interválico

Los resultados confirman la creencia de que una relación de trabajo-descanso 2:1 es la más adecuada psicológicamente para un entrenamiento interválico. Los entrenadores, más allá de consideraciones fisiológicas, muchas veces nos tenemos que preguntar si un entrenamiento es posible emocionalmente. Un entrenamiento con 30 repeticiones puede ser válido desde el punto de vista de la mejora del rendimiento, pero totalmente contraproducente en la gestión emocional del deportista. Por lo tanto, el preparador deportivo tendrá que tener en cuenta esta variable “extra” en la planificación de la temporada.

Conclusiones

Las diferencias entre hombres y mujeres se extienden también en el mundo del deporte y en el rendimiento deportivo. Los preparadores físicos tenemos que ser conscientes de las diferencias tanto fisiológicas cómo emocionales entre los hombres y las mujeres, con objeto de poder ser precisos en el diseño de las sesiones de entrenamiento.

Fuentes de consulta

Ramon Curto. Entrenador y Fisiólogo del Ejercicio. Máster en Fisiología del Ejercicio. Máster en Fisiología Integrativa. Licenciado en Biología. Mail: hola@ramoncurto.com. Telf: 654 084 540. Skype: ramoncurto
Get bookie bonus - gbetting.co.uk