• Entrenamiento Personal Running

¿El horario de entrenamiento afecta a nuestro rendimiento?

El cuerpo humano funciona en un ritmo circadiano. Esto significa que durante un periodo de 24 horas, varios procesos fisiológicos oscilan y están influenciados por señales ambientales.

Por ejemplo, la temperatura corporal varía a lo largo del día, del mismo modo que la hormona de secreción, el hambre y la sensación de cansancio y el estado de alerta. Cuando el sol se pone y se hace de la noche, las neurohormonas se secretan en el cerebro para empezar a preparar el cuerpo para dormir. Cuando sale el sol y el cuerpo detecta la luz, se activa para despertarse. Este ritmo circadiano explica la sensación de "jet-lag" al cruzar las zonas horarias.

El horario de entrenamiento

A medida que desarrollamos una rutina diaria de comer, de dormir y de entrenar a la misma hora, el cuerpo se adapta y tiende a esperarse y prepararse para esta secuencia de acontecimientos. Naturalmente, esto llevó a la hipótesis que el rendimiento deportivo se ve afectado por la hora del entrenamiento. En otras palabras, si el entrenamiento se lleva a cabo regularmente por la mañana, entonces el tiempo de la competición sería mejor por la mañana y peor por la noche. El mismo se aplica para el entrenamiento vespertino habitual.

Un estudio reciente publicado en el European Journal of Applied Physiology prueba de esta hipótesis. Los investigadores compararon el rendimiento por la mañana y por la tarde, el RPE (Índice de fatiga) y el estado de ánimo en los nadadores entrenados en horas de entrenamiento habituales. La muestra incluyó a 18 hombres y 8 mujeres, los cuales realizaron 200 m contrarreloj a las 6:30 am y las 6:30 pm en un orden aleatorio.

Cuando se avaluó como un grupo, no se encontraron diferencias significativas en el tiempo y en el rendimiento medio de 200 m (p = 0,611). En cambio, cuando el grupo se separó por la hora habitual de entrenamiento, se encontraron diferencias significativas en el tiempo de las pruebas. Los atletas que entrenan normalmente a la mañana nadaron mucho más rápido durante la contrarreloj de la mañana 200 m (p = 0,036) y viceversa (p = 0,011). Además, las sensaciones de esforzó y fatiga fueron menores.

Conclusiones

Los resultados indican que la hora de entrenamiento habitual tiene un efecto significativo en el rendimiento deportivo durante la variación diurna. Así, en un entorno ideal, la hora del entrenamiento debería de coincidir con la hora de la competición. Evidentemente, esto puede ser difícil, si los horarios de la competición varían o cuando los atletas tienen incompatibilidades de horario por el trabajo o por estudios.

Fuentes consultadas

Ramon Curto. Entrenador y Fisiólogo del Ejercicio. Máster en Fisiología del Ejercicio. Máster en Fisiología Integrativa. Licenciado en Biología. Mail: hola@ramoncurto.com. Telf: 654 084 540. Skype: ramoncurto
Get bookie bonus - gbetting.co.uk