• Entrenamiento Personal Running

Carbohidratos y deshidratación

A pesar de que por muchos atletas es conocido que durante un entrenamiento o una carrera nos deshidratamos temporalmente, a menudo se desconoce cuál es el impacto real en el rendimiento.

Numerosos estudios han demostrado que pérdidas mínimas de masa corporal (1-2%) a través del sudor comprometen el rendimiento en ejercicios de larga duración. Diferentes respuestas fisiológicas como la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca, la osmolaridad plasmática y la presión venosa central se ven proporcionalmente afectadas por el grado de deshidratación. Aun así, la mayor parte de los atletas sólo reemplazan un 50% de las pérdidas de agua producidas durante la carrera.

La deshidratación provoca un mayor gasto de carbohidratos

Recientemente se ha publicado un estudio en el cual se valora el impacto de la deshidratación en la oxidación de sustratos, en el metabolismo del músculo esquelético y, por ende, en el rendimiento. Es decir, se valoró cuál es el grado de afectación por la deshidratación en el uso de nuestros combustibles energéticos durante la carrera. Se estudiaron los efectos de la deshidratación en dos grupos de ciclistas, uno parcialmente deshidratado (pérdidas del 2,7% demasiado corporal) contra un grupo correctamente hidratado. Los dos grupos pedalearon durante 90 minutos al 65% de su VO2max, descansaron 5 minutos y realizaron una test de esfuerzo donde tenían que completar un trabajo de 6 KJ por kg de masa corporal, lo más rápidamente posible. Durante toda la prueba se extrajeron muestras sanguíneas y biopsias musculares.

Los resultados revelaron aumentos significativos de la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, el valor de percepción del esfuerzo (RPE) y el lactato sanguíneo en el estado deshidratado versus el hidratado. Además, el grupo de atletas deshidratados presentó un aumento de la glicogenolisis de un 24%. Es decir, incrementó significativamente su tasa de combustión de carbohidratos durante la prueba.

Conclusiones

Los resultados del estudio demuestran la importancia de una correcta hidratación, especialmente en entrenamientos y competiciones superiores a una hora de duración. Caer en una deshidratación provocará, además de otros efectos no deseables, un mayor gasto de hidratos de carbono que, sin duda, afectará negativamente a nuestra velocidad a medio-largo plazo.

Fuentes de consulta

Artículos relacionados

Ramon Curto. Entrenador y Fisiólogo del Ejercicio. Máster en Fisiología del Ejercicio. Máster en Fisiología Integrativa. Licenciado en Biología. Mail: hola@ramoncurto.com. Telf: 654 084 540. Skype: ramoncurto
Get bookie bonus - gbetting.co.uk