• Entrenamiento Personal Running

Los ultras, ¿Una cesta de la compra más cuidadosa?

En la preparación y realización de un Ultra Trail ¿estamos realmente haciendo todo lo posible para rendir más?

Hay que asumir de entrada que no son pruebas accesibles a todo el mundo, ya que las condiciones físicas exigidas son mucho mayores. Piensa que en caso de que te fallen las fuerzas en un maratón al cabo de dos horas, lo puedes completar a un ritmo suave o caminando, pero en el caso del ultra con 100km por delante, la distancia restante es muy superior y el tiempo máximo está regido por la prueba en cuestión y en el que en caso de necesitar abandonar la competición no te será tan fácil como en el maratón, en el cual solo es necesario salir de circuito y pedir un taxi.

Optimiza tu rendimiento

Por ello, por que los ultras son una de las pruebas reinas diferentes a otras en el mundo del running, hay que tener en cuanta ciertas pautas concretas que nos ayudaran a tener mejores resultado en la prueba, mejores sensaciones y/o, en defecto, al menos poderla completar.

  • Cubrir los requerimientos energéticos es particularmente importante. No hacerlo podría estar comprometiendo tu sistema inmunitario, por lo tanto tienes más papeletas de que te toque interrumpir tu entrenamiento para el ultra a causa de enfermedades.
  • Los entrenos suelen ser extenuantes y se acompañan en muchas ocasiones de pérdida del apetito, por tanto es muy importante establecer en tu mente el concepto de “comer en cualquier ocasión posible”, partiendo de la base de concepto de alimentación saludable que se supone que ya sigues.
  • Va a ser difícil terminar una carrera de este calibre sin la ingesta de carbohidratos durante la misma, por tanto en eventos de más de una hora hay que consumir de unos 30 a 60 gramos de carbohidrato/hora.
  • Seguir una dieta rica en carbohidratos complejos, no solo lo que hacemos durante la prueba es crucial, lo que hacemos como rutina y lo posterior también lo son.
  • El riesgo de anemia en este tipo de corredores es mucho mayor, es recomendable monitorizar de forma periódica los niveles de hierro en corredores de largas distancias. Revertir una anemia ya establecida nos puede llevar entre 3 y 6 meses, por lo tanto es mejor abordarla cuanto antes y por supuesto, la automedicación está totalmente contraindicada.
  • Aunque la vitamina C no mejora el rendimiento deportivo, un déficit de esta puede comprometer nuestro desempeño atlético.
  • La aparición de hiponatremia (afección en la cual la cantidad de sodio (sal) en la sangre es más baja de lo normal) es mucho mayor en estos corredores, por ello es preciso prestar atención a tu hidratación. La sed no es un buen indicador de nuestro estado de hidratación, puesto que la percibimos en estado ya deshidratado. Así, es aconsejable beber en intervalos periódicos, sin sobrepasar los 900 ml de líquido por hora.

Conclusiones

Si vas a enfrentarte a una prueba de este tipo es muy importante que apliques estas pautas antes y durante la competición. En el momento de la competición dispondrás de una serie de puntos de avituallamiento donde te ofrecerán más alimentos sólidos con mucho más protagonismo que en cualquiera de las pruebas restantes con distancias más cortas. Tus elecciones durante la misma no tienen que estar regidas por tus apetencias, sino por tus necesidades nutricionales que tu cuerpo va a necesitar para mantenerte en marcha.

Autora

Ramon Curto. Entrenador y Fisiólogo del Ejercicio. Máster en Fisiología del Ejercicio. Máster en Fisiología Integrativa. Licenciado en Biología. Mail: hola@ramoncurto.com. Telf: 654 084 540. Skype: ramoncurto
Get bookie bonus - gbetting.co.uk